sábado, 14 de agosto de 2010

LA CONSTRUCCION POLITICA DEBE ESTAR ALEJADA DEL MESIANISMO

"Quien menos impone su persona es quien más impone sus ideas", Juan B Justo.

Mucho se ha escrito en estos días sobre las responsabilidades de la oposición, quisiera partir de una frase de Churchill: "El problema de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes".

La construcción de una acuerdo entre fuerzas, implica necesariamente mesura, tolerancia, privilegio de las cosas que unen más de las que separar, respeto por identidades políticas preexistentes, etcétera.

Es posible construir algo serio en política si a diario, por los medios, alguno de sus integrantes al mejor estilo de los programas de la tarde y de Ricardo Fort, lanza mandobles y acusaciones por doquier.

Quien escribe estas líneas, desea fervientemente que subsista el Acuerdo Cívico y Social como herramienta fundamental para acceder al gobierno en el 2011. Ahora me pregunto seriamente, ¿cómo es eso posible si alguien pretende hacer un tajo en el radicalismo y decidir quiénes son los réprobos y quiénes los elegidos?.

Quizás la construcción deba quedar en manos de personas que sepan que la intransigencia no pasa por pelearse en los medios públicamente con todo el mundo; eso son simplemente formas, sino en tener claro que se debe ser útil más que protagonista.

Dr. Gustavo Aramburu
Abogado
http://gustavo-aramburu.blogspot.com


Nota del editor

El comentario que publicamos nos llegó por gentileza de Federico Labarthe, desde Tornquist. El ex-concejal de la UCR, hasta lo que sabemos, asume este sábado (14) la presidencia del comité radical del distrito serrano.